Pañales Moltex Premium

Pañanes Moltex Premium en Canastilla del Embarazo

Pensando en tu tranquilidad, ya que para ti lo más importante es que tu bebé esté cuidado y protegido, los productos Moltex están creados y fabricados pensando en el bienestar de tu pequeño, ya que están elaborados con materiales que aportan el cuidado y protección que necesita.

Los nuevos pañales Moltex Premium ofrecen una protección extrafina y un ajuste súper elástico para adaptarse a tu bebé de manera más flexible y menos voluminosa. Previenen la aparición de irritaciones ya que están fabricados con materiales suaves. Su núcleo superabsorbente atrapa la humedad y su cubierta externa permite el paso del aire para mantener la piel seca hasta 12 horas.

Además, los packs están diseñados para optimizar el almacenado, ya que el compacto diseño ocupa menos espacio en casa. ¡Más ventajas para ti!

Avalados con el sello SFI (Sustainable Forestry Initiative), son respetuosos con el medio ambiente ya que están elaborados con celulosa de bosques gestionados de manera sostenible. ¡Su imagen es la más divertida! Ilustrados con dos diseños distintos de los populares dibujos de Pocoyó y sus amigos, harán las delicias a los más pequeños.

Las 6 características que convierten a los pañales Moltex en la mejor elección para tu bebé:

  • EXTRA ABSORBENTES, mantienen la humedad lejos de la piel de tu bebé ya que absorben rápidamente la orina.
  • SUPER SUAVES, pensados para que tu bebé esté siempre cómodo y protegido.
  • TEJIDO TRANSPIRABLE, que permite el paso de aire y favorece el cuidado y sequedad de la piel.
  • Con ALOE VERA, que ayuda a proteger su delicada piel.
  • BANDAS ELÁSTICAS que ofrecen un ajuste total, aportando mayor comodidad al bebé.
  • EXTRA FINOS, para adaptarse perfectamente al cuerpo y a los movimientos de tu pequeño.

Prueba de la gran calidad de los pañales Moltex Premium es que han sido galardonados con el Premio TodoPapás en su X Edición.


Consejos para elegir el pañal de tu hijo

Consejos para elegir el pañal de tu hijo

Uno de los imprescindibles para la canastilla del hospital son los pañales, ya que estos deben usarse desde que el bebé nace, hasta que deja los pañales, en torno a los 30 meses. Durante estos 2 años y medio el bebé usará todos los días entre 5 y 12 pañales diarios, por lo que supone una gran inversión. Pero el precio no debe ser el único indicativo a la hora de elegir pañal ya que, al tratarse de una zona tan delicada, es importante que proteja y cuide la piel de tu pequeño para evitar problemas como la dermatitis del pañal.

Cuando te plantas en la zona de higiene infantil de la farmacia o del supermercado te encuentras con gran cantidad de pañales, marcas, modelos, tallas… y seguro que no tienes ni idea de cuál es mejor para tu bebé o cuál debes comprar. Aunque es cierto que puedes guiarte por los consejos de otros papás, al final lo mejor es que pruebes varios hasta que des con aquel que más os guste

En cuanto a las características esenciales que debe cumplir un buen pañal, estas son las principales:

  1. La talla. La talla depende del tamaño y el peso del bebé. Así, encontramos talla 1, 2, 3, 4, 5 y 6. Aunque depende de la marca, en general cada talla sirve para los pesos y edades siguientes:
    • Talla 1: 2 a 5 kilos, bebés de 0 a 1 mes
    • Talla 2: 3 a 6 kilos, bebés de 0 a 2 meses
    • Talla 3: 4 a 10 kilos, bebés de 3 a 10 meses
    • Talla 4: 9 a 15 kilos, bebés de 7 meses a 2 años
    • Talla 5: 13 a 18 kilos, bebés de 18 a 3 años
    • Talla 6: 18 a 25 kilos, niños de 3 a 5 años
    • Estas son orientaciones, por supuesto la edad a la que se use cada talla dependerá del peso y la morfología de cada bebé.
  2. La absorción. Debes buscar un pañal súper absorbente para que el bebé no esté incómodo y no se irrite su piel al estar en contacto permanente con la orina y las heces. Así, además, no habrás escapes y no se mojará su ropita. No obstante, por muy absorbente que sea, recuerda que debes cambiarlo a menudo.
  3. La suavidad. El pañal debe ser suave para no lastimar su delicada piel, pero a la vez el bebé debe estar protegido.
  4. La resistencia. Es importante que el pañal sea resistente y flexible, adaptándose a los movimientos del bebé sin que haya escapes y sin que se rompan las tiras que lo cierran, que deben ser elásticas.
  5. El tipo de tejido y materiales. Deben ser tejidos transpirables, que permitan el paso del aire, favoreciendo el cuidado de la piel y evitando la sequedad y las irritaciones. Es conveniente además que cuente con ingredientes como el aloe vera que protejan su piel de irritaciones y dermatitis. Asimismo, es aconsejable que sean respetuosos con el medio ambiente, ya que los pañales son una de las sustancias más contaminantes y que más tiempo tardan en degradarse.
  6. El embalaje. Dado que vas a tener que comprar muchos pañales a lo largo de estos años, es conveniente que busques paquetes grandes para no tener que estar yendo a comprar a menudo, pero que a la vez el embalaje ocupe lo menos posible para que no estorbe en la habitación del bebé.

¿Cómo usar el pañal?

La primera vez que te veas frente a tu bebé para cambiarle el pañal te resultará bastante lioso y seguro que tardas un montón, pero pronto lo harás con los ojos cerrados si sigues estos consejos:

  1. Prepara todo lo necesario para no tener que irte a por algo ni dejar solo al bebé en el cambiador una vez empieces.
  2. Coloca al pequeño en una superficie dura y estable, a poder ser elevada para no dañarte la espalda (¡piensa que es algo que harás al principio entre 8 y 12 veces al día!).
  3. Quítale el pañal sucio y límpiale bien la zona de delante hacia detrás con agua tibia y una esponja o con toallitas para bebé. Sécale después sin frotar con una toalla, dando pequeños golpes. Elimina la humedad sobre todo de los pliegues.
  4. Si tiene el culito irritado, aplícale un poco de crema protectora.
  5. Coloca el pañal nuevo sin que quede demasiado ajustado para que no le haga daño. Recuerda sacar las barreras laterales para que no se escape el pipí ni las heces y cerrar bien los cierres superiores.
  6. Ponle de nuevo su ropita y tira el pañal a la basura. Es conveniente tener una papelera solo para los pañales en la misma habitación.